Cómo el estándar inalámbrico de quinta generación 5G contribuye a la pandemia de corona

Casi simultáneamente con la introducción de la 5G a nivel mundial, el nuevo corona virus se ha difundido hasta convertirse en una pandemia a nivel mundial. ¿Una coincidencia? No, todo obedece a la ley natural de causa y efecto. Por lo tanto, vale la pena examinar más de cerca estos dos “males modernos”.

Efectos de la radiación de microondas sobre la salud

“Diferentes estudios sugieren que la 5G afectaría la salud de los humanos, plantas, animales, insectos y microbios—y como la 5G es una tecnología no probada, un enfoque cauteloso sería prudente”. Ésta fue la conclusión de una sesión informativa del Servicio de Investigación del Parlamento Europeo en marzo de 2020.1 Esta declaración es una continuación que encaja con los hallazgos anteriores. En realidad se ha conocido durante años y se ha probado por cientos de estudios que la radiación (de microondas) de los teléfonos móviles y el Wi-Fi (microndas)2 causa estrés celular oxidativo, debilita el sistema inmunitario3 inhibe la producción de vitamina D y conduce a cambios y daños en el material genético (ADN) e incluso a enfermedades cancerígenas.4 Ya en el 2007, el neurocientífico Dr. Olle Johansson del Instituto Karolinska en Estocolmo, Suecia, había recopilado una serie completa de publicaciones que comprueban los efectos sobre el sistema inmunitario.5 El sistema inmunitario aún no plenamente desarrollado en los niños, en particular, queda dañado en forma permanente, antes de que incluso pueda proteger la salud del niño. Los niños que crecen con teléfonos inteligentes, tablet y Wi-Fi serán más débiles y más propensos a la enfermedad a lo largo de sus vidas. Además, podrían demostrarse claramente los mecanismos del efecto de como la radiación de microondas interfiere con los procesos de los sistemas biológicos, los interrumpe y causa los daños correspondientes o, respectivamente, los efectos sobre la salud mencionados anteriormente. En su exhaustivo trabajo “La 5G: El gran riesgo para la salud en la Unión Europea, Estados Unidos y a nivel Internacional!”, el Dr. Martin L. Pall, PhD, Profesor Emérito de Bioquímica y Ciencias Médicas Básicas en la Universidad del Estado de Washington, explica que la radiación de alta frecuencia interfiere con los canales de calcio controlados por voltaje en la membrana celular y por lo tanto influye en la concentración de calcio y magnesio en las células. Los virus funcionan según el mismo principio al abrir canales de calcio en las células hospederas lo cual les permite replicarse.6 Por lo tanto es lógico que la radiación de microondas fomente la reproducción de virus. Los científicos citados por el Dr. Pall advierten especialmente de las 5G: las frecuencias más altas de hasta 100 GHz, tipos de modulación mucho más complejos y el pulso de las señales de baja frecuencia muy probablemente conducen a consecuencias de aún mayor alcance para la salud. El físico inglés y ex consultor del servicio secreto, el Dr. Barrie Trower hace hincapié en que la radiación de microondas tiene un efecto en la psique y dependiendo de la frecuencia del pulso, puede causar estados emocionales tales como pánico, depresión, apatía, desánimo incluso agresión sexual.7

En este punto debe tenerse en cuenta que la situación del estudio se refiere a las tecnologías y frecuencias utilizadas hasta entonces—las cuales son 2G, 3G, 4G, Wi-Fi o la telefonía inalámbrica (DECT). La 5G, por otro lado, escasamente ha sido investigada y no es posible estimar qué efectos adicionales ésta tendrá. Y: todos los efectos que acabamos de describir ocurren con intensidades de radiación que están muy por debajo de los valores umbrales legales (llamados efectos térmicos o biológicos).8 No es de extrañar que en el 2019 más de 250 científicos de renombre apelaran a la ONU para que finalmente se tomara en serio la situación del estudio y para que se protegiera mejor a la humanidad de la radiación electromagnética.9

Por supuesto, también hay muchos estudios que no encuentran ninguna relación y dan señal de “fin de la alerta” en consecuencia. Sin embargo, ¿no es suficiente que casi la mitad de 10.000 estudios sobre la radiación de alta frecuencia10  hoy en día muestren deterioros en la salud? ¿No son estos estudios exactamente importantes? Si un estudio no encuentra una relación, entonces, no es importante, porque no encontrar nada es un arte que todo el mundo puede dominar.11

La pandemia de corona 2020 y el despliegue de la 5G

Por primera vez, el “nuevo” corona virus12 SARS-CoV-2 fue observado en diciembre de 2019 en la ciudad de Wuhan con 11 millones de habitantes en la provincia china de Hubei. La “enfermedad” causada por el virus es llamada Enfermedad de Coronavirus 2019 (COVID-19). Los síntomas más comunes del COVID-19 son tos, falta de respiración, dificultades respiratorias en general, pérdida repentina del sentido del olfato y del gusto, alteraciones neurológicos, arritmia cardíaca. Hallazgos recientes en autopsias mostraron que todos los órganos pueden estar afectados y frecuentemente ocurre trombosis (coágulos de sangre).13 También se describe fiebre y sensación de fiebre, que no es tanto un síntoma de enfermedad sino un signo de la propia reacción defensiva del cuerpo y el inicio de la autocuración. ¡En realidad los virus se mueren a temperaturas corporales de 40°C o más! En el tratamiento médico convencional, sin embargo, el enfoque de hoy en día se centra en el alivio de los síntomas y, en casos más graves, en la ventilación artificial.

El virus (totalemente su diagnóstico) se difundió rápidamente desde China a Corea del Sur, Irán, Italia, E.U.A. y finalmente alrededor del mundo. El 11 de marzo de 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS) elevó la “emergencia sanitaria de interés internacional” al estatus de pandemia.14 Con excepciones tales como en Suecia, Bielorusia, con rara unanimidad en casi todos los países del mundo, se prohibió el contacto social, las escuelas se cerraron, las economías se suspendieron, e incluso se impusieron toques de queda para evitar las temidas infecciones. Tan rápido como el virus se extendió, lo hicieron la histeria general y el pánico, con imágenes de horror de los hospitales de Italia o de Estados Unidos, y se proyectaron docenas si no es que cientos de millones de muertos.

Es muy destacable que aquellos lugares o países, donde la 5G ya ha sido implementada, se desarrollaron muy rápidamente los focos álgidos de corona.15 En su afán de asumir un papel pionero global en la 5G, China instaló aproximadamente 130.000 antenas 5G a finales del 2019,16 17 —10.000 de éstas en Wuhan.18 En el escalafón de países Corea del Sur ocupa el segundo lugar con 75.000 antenas, seguida de Estados Unidos con 10.000 antenas 5G. Se estima que alrededor de 600.000 nuevas antenas 5G serán instaladas para finales del 2020, la mitad de éstas en China solamente.19 El primer foco álgido de Europa fue Italia: en el 2019, la nueva generación de teléfonos móviles se lanzó en las principales ciudades de Milán, Turín, Boloña, Roma, y Nápoles, entre otras.20 Junto con Irlanda, Italia son los únicos países europeos hasta la fecha que han subastado y probablemente están usando las bandas de frecuencia alta de 5G en el rango de los 27 GHz.21 A finales de abril del 2020, San Marino fue el estado con la mayor cantidad de muertos por habitante.22 Y en San Marino, una red a nivel nacional ya estaba en funcionamiento a finales del 2018, la cual funciona con bandas de frecuencia de 3.5 GHz y 26 GHz.23  24 En su página de Internet, Telecom Italia inclusive escribe que “la activación de la primera red de 5G […] hará de San Marino un laboratorio al aire libre para el desarrollo de servicios innovadores”. Desde el punto de vista actual, este pronóstico tiene un sabor amargo.

La radiación de microondas y los virus—un coctel mortal

El Prof. Dr.-Ing. Konstantin Meyl pone en juego otro aspecto. Las frecuencias de telefonía móvil de 2.4 GHz (4G, Wi-Fi, hornos de microondas) y nuevamente también de 22 GHz y 44.4 GHz (5G) usadas hoy en día, corresponden exactamente a las frecuencias de resonancia de las moléculas de agua—el principal componente de toda la vida. Experimentos han demostrado que el Wi-Fi (2.4 GHz) cambia al agua.25 La bióloga Mae-Wan Ho sospecha que los efectos biológicos de la radiación de microondas están estrechamente relacionados con la función y alteración del agua de las células y tejidos.26 Una agresión al agua en los organismos vivos puede entenderse como una agresión a incontables procesos biológicos.

El Profesor Meyl escribe en su reciente libro que estas frecuencias no sólo activan el agua del cuerpo sino que también activan el altamente tóxico ácido cianhídrico (cianuro de hidrógeno). Los síntomas del envenenamiento por ácido cianhídrico son similares a los del COVID-19: La captación de oxígeno de las células se bloquea, lo cual conduce a una dificultad respiratoria y en casos severos a asfixia. Además, también se informa de la parálisis de las células nerviosas olfatorias. A principios de marzo de 2020, hasta 1.000 muertes se informaron por día en Wuhan, hasta que la señal de banda ancha (5G) fue apagada el 5 de marzo: repentinamente el número de muertos bajó casi a cero.27 Una relación similar es descrita por el activista estadounidense y fundador de Cellular Phone Task Force, Arthur Firstenberg: mirando al pasado en los últimos cien años, con cada aumento de la electrificación o en cada introducción de nueva tecnología (radio, televisión, radar, teléfonos móviles etc.) nuevos virus mortales han aparecido o enfermedades han surgido. Antes de 1900, ningún informe en absoluto indicaba que, por ejemplo la gripe había perseguido o afligido a la humanidad.28 El llamado a las vacunaciones masivas incluso empeora el asunto: los aditivos de las vacunas tales como partículas de aluminio almacenadas en el cuerpo y conducen a un aumento en la absorción de la radiación de microondas. La ciencia aún no tiene claro que es realmente un virus, si se trata de una estructura orgánica29 “cercana a la vida” o simplemente un excremento de una célula intoxicada.30

El panorama en general

Es completamente legítimo afirmar que la radiación de microondas representa un nuevo tóxico ambiental que causa enorme daño no sólo a los humanos sino a TODOS los organismos vivos. Ahora reunamos las diferentes piezas del rompecabezas. La radiación de microondas, muy bien investigada, en uso hoy en día

  • debilita o suprime al sistema inmunitario.
  • daña y altera el material genético (ADN) de todos los organismos vivos y también de los virus.
  • incrementa la reproducción de los virus.
  • activa la formación de toxinas tales como el ácido cianhídrico en los organismos vivos.
  • conduce a cambios en la psique, en consecuencia el estado de ánimo.

Las pruebas claramente demuestran que la expansión de la 5G y el masivo incremento de la exposición a la radiación por un lado debilita aún más las defensas naturales y por otro lado fomenta la mutación y la reproducción de los virus. La pandemia de corona debería ser un gentil, quizás el último recordatorio de no abrir más la caja de Pandora. Cuando consideramos lo que la 5G significaría en su forma final, podría ponerle realmente ansioso: la cantidad de antenas se incrementará diez veces y además, hasta 100.000 satélites 5G serán puestos en órbita. La sola empresa SpaceX de Elon Musk quiere operar 42.000 satélites; los primeros cientos ya han sido ubicados en la ionosfera. Según la fuente, entre 100.000 millones y 7 billones (!) de dispositivos terminales finalmente se comunicarán unos con otros por medio de la red 5G. Entonces la radiación sería “total”: ya no se podrá estar en un punto libre en la Tierra que no esté irradiado, contaminado y afectado por la radiación de microondas.

Qué podemos hacer

No se tiene que llegar a eso. El futuro está abierto y depende solamente de nosotros, de cada uno de nosotros: nuestros sentimientos, nuestro pensamiento y nuestras acciones deciden si sujetaremos nuestras vidas a la dictadura de la tecnología (y sus tecnócratas), o si la tecnología debe servir a la vida. Tenemos la libertad de elección, ¡y siempre existen alternativas! ¿Qué podemos hacer en términos concretos?

  • Hable con su vecinos, amigos, políticos acerca de los efectos de la radiación de microondas.
  • Involúcrese, escriba cartas al editor o llame a su representante político local. Si existe la idea de que la tecnología inalámbrica conocida hoy en día no debe aplicarse por las razones mencionadas anteriormente, esto finalmente abrirá las puertas a nuevo desarrollo e investigación.
  • Haga objeciones en contra de los proyectos planificados de antenas.
  • No use comunicaciones móviles, Wi-Fi, teléfonos inalámbricos. La mayoría de las comunicaciones inalámbricas son innecesarias porque las soluciones cableadas son posibles. ¡Sea un modelo a seguir—también para sus hijos!
  • El teléfono móvil está destinado para “emergencias” y es bien útil para este propósito.
  • Muchos países ya tienen una red de fibra óptica de alto rendimiento que es muy superior a las conexiones inalámbricas con respecto a la confiabilidad, seguridad, velocidad y expansión.31
  • Absténgase de usar el horno de microondas y las estufas de inducción—los efectos sobre la salud corresponden exactamente a aquellos de la radiación de la telefonía móvil.

 

Fuentes:

https://www.europarl.europa.eu/RegData/etudes/BRIE/2020/646172/EPRS_BRI%282020%29646172_EN.pdf

 La radiación de alta frecuencia cubre el rango de frecuencia de aproximadamente 10 MHz a 300 Ghz; esto incluye la radiación Wi-Fi y de radio móvil mencionadas anteriormente. La radiación de alta frecuencia también se conoce como radiación de microondas.

La base de datos del estudio https://www.emfdata.org/en/start se puede buscar con las palabras clave “sistema inmunitario”.

4 Por ejemplo, se puede obtener muy buena visión general de la situación del estudio https://www.emfdata.org/en, https://www.bioinitiative.org and https://www.emf-portal.org/en

https://bioinitiative.org/wp-content/uploads/pdfs/sec08_2007_Evidence_%20Effects_%20Immune_System.pdf

6 Bai D, Fang L, Xia S, Ke W, Wang J, Wu X, Fang P, Xiao S: Porcine deltacoronavirus (PDCoV) modulates calcium influx to favour viral replication. Virology 2020, 539, 38-48. doi: 10.1016/j.virol.10.011. Ver https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/31670218

7  Del documental “El Efecto de la Radiación de la Telefonía Móvil En nuestra Salud” de Lothar Moll y Klaus Scheidsteger, https://faktencheck-mobilfunkstrahlung.de/en/

Pall, Martin L (2019): Gran riesgo para la salud en la UE, los E.U.A. y internacional! Pruebas convincentes de ocho tipos distintos de grandes daños causados por exposiciones a campos electromagnéticos (CEM) y el mecanismo que las causa. El documento documenta 139 fuentes (resultados de estudio).

9  https://emfscientist.org/

10 Según la base de datos https://www.emf-portal.org actualmente hay unos 10.000 estudios sobre la radiación de radiofrecuencia > 10 MHz.

11 He aquí un ejemplo ilustrativo: Si dos personas van a buscar setas al bosque y una de ellas encuentra grandes y bonitas setas o setas porcini, pero la otra no encuentra nada: ¿Quién tiene razón? ¿El que dice que hay setas en el bosque, o el que dice que no hay setas en el bosque?

12  El “nuevo” corona virus con el nombre correcto SARS-CoV-2 pertenece a la gran familia de los corona virus, que ya fueron descritos a mediados de la década de 1960. Los corona virus son genéticamente muy variables y se presentan repetidamente en forma alterada (fuente: Wikipedia).

13  https://www.infosperber.ch/Artikel/Gesundheit/Covid-19-greift-auch-die-Niere-das-Herz-und-das–Hirn-an (en alemán)

14 Información detallada está disponible en https://de.wikipedia.org/wiki/SARS-CoV-2

15 El estadounidense Paul Doyen recogió pruebas exhaustivas sobre el corona virus y la 5G durante una estancia de 18 meses en China. Las principales afirmaciones están respaldadas por las fuentes originales: https://www.electricsense.com/5g-coronavirus/

16 Ver https://techblog.comsoc.org/2019/10/31/china-to-launch-5g-mobile-networks-on-friday-with-a-huge-government-backed-push/ Otras fuentes incluso hablan de 160.000 antenas.

17  https://www.wsj.com/articles/china-is-about-to-switch-on-5g-its-behind-the-u-s-but-not-for-long-11572494203

18  http://www.xinhuanet.com/english/2019-10/31/c_138517734.htm

19  https://www.barrons.com/articles/the-real-5g-winner-could-be-china-51570228459?mod=article_inline

20  https://www.gsmarena.com/italy_becomes_the_third_european_country_with_5g-news-37424.php

21  https://5gobservatory.eu/5g-spectrum/national-5g-spectrum-assignment/#1563958389100-0edfce99-fd41

22 San Marino es un estado independiente (república), que es un enclave completamente rodeado por Italia. Véase el escalafón de países en https://telindex.ch/corona.php?Log=&pg=world, aunque debe tratarse con cautela: los métodos de medición de los países individuales son muy inconsistentes, pueden existir fuertes desviaciones.

23  https://www.rcrwireless.com/20181218/5g/tim-nokia-complete-full-5g-coverage-san-marino

24 https://www.telecomitalia.com/tit/en/archivio/media/note-stampa/market/2018/PR-San-Marino5G-230518.html

25  Ulrich, D. (2020): Auswirkungen von Mobilfunk auf Wasser und Leben. Studienlage und eigene Experimente. (en alemán)

26  Ho, M.-W. (2012): The Rainbow and the worm. The physics of organisms.

27  Meyl, K. (2020): Über die Struktur von Gas und Wasser, Potentialwirbel Band 5, 1. Auflage 2020 (en alemán)

28  Firstenberg, A. (2017 / 2020): The Invisible Rainbow, ISBN 978-1-64502-009-7 (paperback), ISBN 978-1-64502-010-3 (ebook)

29  Según Wikipedia, los virólogos coinciden en gran medida en que los virus no se consideran organismos vivos.

30 Vea la presentación del Dr. Thomas Cowan en https://www.midlandscbd.com/articles/m-d-asks-if-coronavirus-is-caused-by-5g

31 https://www.europarl.europa.eu/RegData/etudes/BRIE/2020/646172/EPRS_BRI%282020%29646172_EN.pdf