Prevención y tratamiento de la gripe con remedios homeopáticos

En la actualidad estamos todavía en la mitad de la temporada de gripe, la cual actualmente está dominada en forma completa por el coronavirus. Mientras las autoridades y los medios de comunicación aparecen con nuevos informes todos los días y se espera una nueva vacuna, difícilmente alguien habla de las muy diversas posibilidades que la naturopatía, especialmente la homeopatía, tiene para ofrecernos, para la prevención y el tratamiento de las deficiencias inmunológicas y las infecciones gripales.

En el tratamiento homeopático, cabe señalarse que no todos los remedios son adecuados para todos los individuos para cada etapa de la enfermedad. Por lo tanto los remedios deben estar en sintonía con el curso de la enfermedad Los síntomas respectivos, también pueden diferir individualmente y por eso requieren una elección apropiada de los remedios.
Debido a la complejidad, aquí sólo podemos proporcionar información general sobre el uso de los remedios homeopáticos.

¿Cómo deben usarse los remedios homeopáticos?
En general, las potencias homeopáticas D12 y C30 son muy adecuadas para la prevención y el tratamiento de la influenza. La mayoría de los remedios caseros de las farmacias homeopáticas suelen encontrarse en estas potencias. Una sola dosis por lo general consta de cinco glóbulos, que se suministran directamente en la boca cada dos horas. Tan pronto como haya mejoría, deje de tomar el producto. Si las dolencias se repiten, se puede ingerir el remedio nuevamente. En casos agudos la dosis también puede ser suministrada cada quince a treinta minutos. Por otro lado, para los síntomas leves, la medicación se administra 1 – 2 veces al día, preferiblemente en la mañana y en la noche. Si no hay mejoría, debe consultarse a un homeópata experimentado.


Cuáles remedios pueden usarse para la prevención de la gripe?

Ferrum phosphoricum: Adecuado para la prevención de las infecciones gripales, si ya hay personas infectadas en la vecindad. Particularmente adecuado ante la aparición de los primeros síntomas inflamatorios, tales como tos seca, dolor de pecho, o membranas mucosas inflamadas y los primeros síntomas de fiebre. El remedio puede tomarse cada 4 a 6 horas.

Influencinum:puede tomarse 4 veces al día con anticipación de un mes a la temporada de gripe. Especialmente adecuado para las personas expuestas a un mayor riesgo de infección por el contacto intenso con gran cantidad de personas

Oscillococcinum: Reconocida preparación homeopática, que se toma una vez a la semana como medida preventiva, pero puede tomarse varias veces al día a intervalos de 6 horas al comienzo de la de gripe.

¿Qué puedo hacer cuando aparecen los primeros síntomas de gripe?

Aconitum / Belladonna: Indicado en caso de aparición repentina de síntomas de gripe con dolor de cabeza, dolor de garganta, dolor de oído y fiebre sin sudoración (frecuentemente después de la exposición al frío). La tos seca se trata principalmente con Aconithum, el remedio posterior es la belladona, especialmente cuando el paciente empieza a sudar debido al intenso calor, enrojecimiento y pulsaciones.

 

¿Qué remedios pueden usarse para tratar los síntomas de gripe?

Rhus toxicodendron: En caso de fiebre y gripe causados por el frío, corrientes de frío, frío y humedad. Especialmente adecuado para síntomas tales como ronquera, dolor y enrojecimiento de la garganta. Se caracteriza por la extrema inquietud con constante cambio de posición.

Mercurius solubilis: Especialmente adecuado para los síntomas de la mucosa oral, aftas, mal aliento, asociado con dolor de garganta y amigdalitis. Amigdalitis con dificultad para deglutir después de la formación de pus. Importante: Que la piel esté permanentemente humeda, El Mercurius no es el remedio apropiado para la piel seca.

Natrium muriaticum: Cuando hay estornudos y rinitis con moco claro, con pérdida del sentido del gusto y del olfato, y del apetito.

Ipecacuanha: Para la tos con náuseas, contracción de los bronquios y secreción bronquial con esputo viscoso. También es adecuado para la tos ferina y el ahogamiento al toser. Las continuas náuseas, no mejoran con el vómito. Constante y violenta tos con cada respiración.

Hepar sulfuris: Especialmente para las supuraciones de la boca y la garganta, amigdalitis y sinusitis, tumefacción de las glándulas linfáticas y tos con sensación de ahogamiento.

Pulsatilla: Especialmente adecuado para las personas que anhelan bastante afecto (especialmente en la fase de la enfermedad), también con esputo espeso verde o amarillo. También para las personas con aparición repentina de dolor de oído y nariz obstruida.

Arsencicum album: En caso de gripe con rinitis acuosa, que cambia a moco espeso, amarillo a medida que avanza. Puede estar acompañado de dolor de garganta y pulmones, con esputo pegajoso o diluido. Frecuentemente acompañado de problemas gastrointestinales, pérdida del apetito, dolor de cabeza, debilidad, palidez y sed. Es muy probable que se use en etapas posteriores en el curso de la gripe. Se caracteriza por debilidad irritable, inquietud extrema y dolor quemante.

Gelsemium: Especialmente en caso de gripe con síntomas en la cabeza, dolor de cabeza, dolor en la frente, las articulaciones del cuello, y fatiga. También son parte de los síntomas temblores, fríos y somnolencia. “La gripe tipo Gelsemium” generalmente empieza en forma lenta y luego se desarrolla gradualmente. A medida que avanza, el moco se acumula constantemente en la garganta, causando tos seca. Se caracteriza por un marcado debilitamiento, frecuentemente combinado con mareos y soñolencia.

Eupatorium perfoliatum: Funciona bien para los síntomas generales de la gripe con fiebre, escalofríos. Se conoce como “reparador de huesos” debido al rápido alivio del dolor óseo y muscular en las enfermedades febriles. Especialmente es típica la sensación de agotamiento. Conduce a una tos irritable con una intensa sensación de dolor en el pecho. El paciente tiene que sostenerse el pecho cuando tose.

Bryonia: Remedio típico para la “gripe de pecho”, para el dolor torácico punzante, tos espasmódica y dolorosa, con síntomas similares a la neumonía.

Phosphorus: Se caracteriza por dolor en las piernas, pero con una tos más profunda que en el tipo Bryonia, con implicación de los bronquios. Laringitis muy dolorosa. El paciente no puede hablar debido al dolor. El aire frío lo empeora. Acostarse sobre el lado izquierdo lo empeora

Kalium bichromatum: En la etapa avanzada de un resfriado, debido a la tos y a la espesa mucosidad incrustada en la nariz y las vías respiratorias la respiración puede hacerse difícil, las membranas mucosas pueden doler.

Vincetoxicum: Para los resfriados y gripe viral, tienen un efecto antiinflamatorio y anti-irritante sobre la membranas mucosas y el tracto respiratorio.