El Día de la Tierra 2019

Desde 1990, el 22 de abril, el “Día de la Tierra” se ha celebrado mundialmente (¡en más de 175 países!), y también, será este año. En nuestras agitadas vidas en particular, sencillamente es bueno salir a la Naturaleza y aquietarse. Y sin embargo: en los bosques está todo menos que tranquilo, porque hay el ruido de los grillos y las aves, y oímos el ajetreo de los conejos o el balido de una cierva—el sonido natural de los bosques. Sin embargo, todo es parte del silencio, y la vida de los animales en los bosques, y especialmente las aves y los insectos se mezcla con ese silencio e incluso mejoran aquel silencio.

Es bueno llegar a conocer a la Naturaleza, porque en la Naturaleza vemos y sentimos la verdadera naturaleza de la Madre Tierra, entonces estamos en Dios, entonces estamos dentro de Dios. Cada respiración que tomamos es el aliento de Dios Todopoderoso. El fuego en nuestros corazones es el calor de Dios Todopoderoso que nos mantiene abrigados. Nosotros mismos no podemos hacer el agua que tomamos. Es el agua de Dios Todopoderoso. Nosotros no podemos hacer la tierra en la cual cultivamos las plantas y en la que sembramos las semillas. Y allí tenemos, el fuego, la tierra, el aire y el agua, y nosotros mismos no podemos hacer ninguno de estos elementos …, algo más de lo que podemos hacer el amor.

Y es precisamente de estos cuatro elementos que nuestros preciosos cuerpos son creados, y dependemos de los elementos para llevar una vida saludable. No demos esto por sentado, sino que seamos agradecidos con la Madre Tierra por lo que Ella incondicionalmente nos pone a disposición cada momento con gran diversidad. No supone un problema para Ella alimentar a más de 10.000 millones de bocas hambrientas. Sencillamente tenemos que empezar a trabajar con Ella y dejar de explotarla con nuestras ideas codiciosas a corto plazo y desechando nuestra basura sobre su cuerpo. Son nuestros desechos, y Ella no los quiere. Es la contaminación medioambiental de la que tenemos que encargarnos. Tenemos que dejar de contaminar el aire y el agua, ensuciar los océanos y sus habitantes con plástico y destruir el suelo y su vida esencial interna con pesticidas e insecticidas tóxicos.

El cambio climático forma parte del desarrollo de nuestra Tierra (la cual nunca ha estado estática y nunca lo estará, ¡porque lo que permanece en el status quo está muerto!) y la naturaleza siempre tiene una solución para esos cambios. Esto rige en particular para el servicio de los árboles, que tienen la capacidad de mantener el equilibrio al proveer sombra, transformar el CO2 y provocar las lluvias, por ejemplo. Esto hace que lo más importante de todo sea que protejamos a las selvas tropicales y que inmediatamente reemplacemos los árboles talados. En este contexto, nos gustaría referirnos al “Día Internacional del Árbol” 2019, que celebramos el viernes, 26 de abril de 2019, y nos gustaría animarte a sembrar un árbol en este día especial como un homenaje al servicio especial que los árboles rinden a esta Tierra. Es el hombre quien le da vida a los seres del mundo elemental a través del dióxido de carbono que exhala. Y son los seres del mundo elemental con la forma de árboles, flores, arbustos y hierba los que nos proveen el aire tan necesario para respirar al devolvernos el oxígeno puro.

Sin el equilibro que mantienen todos los elementos básicos en una interacción recíproca, no tendríamos vida en absoluto. Todo lo que está de acuerdo con la creación natural no tiene otra opción sino estar en ORDEN con el todo. Con cada árbol que talamos debido a su madera y en cuyo lugar no sembramos inmediatamente un nuevo árbol, rompemos la ley de causa y efecto. En cualquier momento recibimos tanto de la Naturaleza, y es la hora de pensar en devolver algo, incluso un pequeño Gracias. Éste sería un agradable comienzo para expresar nuestro aprecio por el grandioso servicio que la Madre Tierra y sus “colaboradores” tan amorosamente nos proveen día tras día. Recordemos una y otra vez la Regla de Oro”, que dice: Así que en todo traten a los demás, tal y como quieren que ellos los traten a ustedes; porque ésta es la ley y los profetas [Evangelio de Mateo 7:12] .

Que aprendamos a expresar esa misma constancia y Amor desinteresado que la Madre Tierra ha expresado durante eones. Juntos podemos lograr condiciones celestiales en esta Tierra nuevamente. Sin embargo comienza con nosotros, con nuestra decisión individual. Convirtamos cada día en un “Día de la Tierra” al darnos cuenta diariamente de nuestras acciones y de nuestra (¿falta de?) aprecio y al ponernos a trabajar por la Tierra donde sea y como podamos.