Los pesticidas son innecesarios y violan los derechos humanos

“El uso excesivo de pesticidas es muy peligroso para la salud humana y el medioambiente y es engañoso proclamar que los pesticidas son necesarios para asegurar la producción de alimentos.” En su informe a La Asamblea General de las Naciones Unidas y al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas los ponentes especiales Dr. Hilal Elver y Baskut Tuncak contradicen los paradigmas de los gigantes de la industria química agrícola.

Anualmente 200.000 personas mueren debido al envenenamiento por pesticidas, la mayoría de ellas en los países en desarrollo, donde difícilmente existe alguna norma o no existe en absoluto para la protección contra los pesticidas y su uso. Los pesticidas pueden causar efectos adversos en la salud, tales como cáncer, alzheimer, párkinson, alteraciones hormonales, efectos en el desarrollo y esterilidad. Especialmente están bajo amenaza los trabajadores agrícolas, la gente que vive en la vecindad de los campos, las mujeres embarazadas y los niños.

Los expertos informan que los pesticidas persisten en el medioambiente durante décadas y constituyen una amenaza para el ecosistema en su totalidad. Los pesticidas envenenan el suelo y las aguas, causan pérdida de la bio-diversidad y reducen el valor nutritivo de los alimentos. Los enemigos naturales de las polillas y bichos son envenenados también, y por lo tanto no pueden realizar su tareas de regulación. Como consecuencia de estos cambios negativos  en todo el mundo se elevan los costos para la producción de alimentos y los gastos en otras áreas como el cuidado de la salud y el tratamiento para el agua potable.

Antes que nada los neonicotinoides, un nuevo tipo de pesticidas contra los insectos, son especialmente peligrosos debido a que tienen responsabilidad compartida en la desaparición de las abejas. Ya que el 71% de todos los cultivos son polinizados por las abejas, debido a esto la base de la producción de alimentos en todo el mundo está bajo amenaza.

Sólo para muy pocos neonicotinoides existen acuerdos internacionales para proteger contra los peligros medioambientales. Para la mayor parte de los pesticidas y en la mayoría de países no existen regulaciones que provean una protección adecuada. Por lo tanto existe un vacío crítico en (la legislación de) los derechos humanos. Sin unas regulaciones más estrictas, serán especialmente los pobres y los vulnerables / los humanos pobres y vulnerables los que sufrirán el envenenamiento  por los pesticidas.

Los ponentes especiales acusan a la agro-industria de minimizar el peligro con afirmaciones falsas. Frecuentemente los granjeros son culpados por los daños medioambientales. A menudo se les hecha la culpa a los granjeros por el daño hecho al medioambiente al pretender que se debe al uso inapropiado del producto. En el informe los expertos también expresan su preocupación por las estrategias de mercadeo agresivas y poco éticas de los grupos agro-industriales: al invertir miles de millones, la política y la industria son influenciadas y la evidencia científica es contrarrestada/ combatida.

Los autores enfatizan que las soluciones han sido encontradas durante muchos años con el fin de poder evitar los químicos venenosos. Como corresponde la agricultura orgánica puede proveer suficientes alimentos al mundo entero. Los responsables del informe también señalan que las soluciones seguras para una agricultura libre de pesticidas son a menudo desarrolladas sólo después de que el gobierno ejerce suficiente presión legal sobre la industria.

En su resumen ambos ponentes escriben, “Es el momento de echar por tierra el mito de que los pesticidas son necesarios para alimentar al mundo y de empezar un proceso global de transición hacia una producción de alimentos más segura y más saludable.”

 

Fuentes:

Noticias de Las Naciones Unidas: http://www.ohchr.org/EN/NewsEvents/Pages/DisplayNews.aspx?NewsID=21306&LangID=E

Lea más acerca de la desaparición de las abejas en nuestra Hoja Informativa.