Los cigarrillos electrónicos causan daños a los pulmones similares a los cigarrillos de tabaco

Cada vez es más concluyente que los cigarrillos electrónicos son perjudiciales para la salud. Aunque hay mucho debate en los medios de comunicación y los grupos de presión antitabaco sobre los efectos en la salud de los cigarrillos electrónicos, más y más investigaciones están mostrando el daño que causan los cigarrillos electrónicos. En un estudio recientemente publicado en el Journal of Respiratory Research, un estudio1 realizado por científicos de la Universidad de Manchester, encontró que el vapor del cigarrillo electrónico causa inflamación en los pulmones similares a la del humo del tabaco.

iStock_000032746786_LargeLos investigadores descubrieron que los indicadores inflamatorios que se encuentran en el vapor del cigarrillo electrónico  tienen un efecto similar a los producidos por el consumo de tabaco que causan la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

Esta inflamación es causada por el vapor del cigarrillo electrónico cuyo contenido contiene también muchos carcinógenos, como «propanol aldehído saturado, los agentes carcinógenos 2, 3-benzofurano y aliltiourea y la toxina respiratoria estireno… [y] la acroleína en el extracto de vapor, pero no el propio líquido … La acroleína es también un componente del humo del tabaco.»[Ref 1, p8].

Los cigarrillos electrónicos están cayendo rápidamente bajo la regulación de las agencias de salud gubernamentales en todo el mundo. En los Estados Unidos, la Administración de Alimentos y Drogas (FDA) regula ahora la fabricación y venta de cigarrillos electrónicos de la misma forma que la producción y venta de tabaco.2 La Unión Europea, desde el 20 de mayo de 2016, ha introducido una legislación para regular el contenido y la comercialización de estos dispositivos,3 en especial, como evidencia que muestra ahora que los cigarrillos electrónicos no ayudan a las personas a dejar de fumar.4

A pesar que los cigarrillos de tabaco son reconocidos como mortales5 los cigarrillos electrónicos claramente no son la alternativa segura que aneriormente se suponía que fuese. Los cigarrillos electrónicos deben ser tratados como tóxicos y adictivos tanto como los cigarrillos de tabaco.

 

1 A. Higham et al., (2016), “Electronic cigarette exposure triggers neutrophil inflammatory responses,” Journal of Respiratory Research (17:56); http://respiratory-research.biomedcentral.com/articles/10.1186/s12931-016-0368-x

2 http://www.fda.gov/TobaccoProducts/Labeling/ProductsIngredientsComponents/ucm456610.htm

3 http://europa.eu/rapid/press-release_IP-16-1762_en.htm

4 There are a number of studies now showing that e-cigarette use does not help people quit. For example, see: W. El-Delaimy et al. (2015), E-Cigarette Use in the Past and Quitting Behavior in the Future: A Population-Based Study, American Journal of Public Health, Published online ahead of print April 16, 2015: e1–e7. doi:10.2105/AJPH.2014.302482 http://ajph.aphapublications.org/doi/abs/10.2105/AJPH.2014.302482 

5 The World Foundation for Natural Science (May 2016), “Tobacco Products have no place in this world anymore – Smoking Fact Sheet” https://www.naturalscience.org/publications/tobacco-products-have-no-place-in-this-world-anymore/

Publicado el en las categorías Salud, Fumar