Microondas y el agua

La emisión de radiación  de microondas de alta frecuencia interfiere con  la red integrada electromagnética natural  del agua. A través de esta red el agua es capaz de absorber, almacenar y transferir información. Los enlaces electromagnéticos del  hidrógeno, y en consecuencia la estructura del agua, son desestabilizados y la microbiología del agua se desequilibra cuando es irradiada con microondas.

Las microondas alteran las funciones vitales del agua.

Las microondas alteran las funciones vitales del agua.

Por lo tanto, a través de la tecnología de comunicaciones móviles  de hoy en día usada mundialmente  está comprometido el equilibrio de la totalidad del agua de la Tierra y de todos los organismos vivos. Esto tiene unas drásticas consecuencias, porque sin agua no hay vida. El cuerpo humano está formado por más de 70% de agua, en los recién nacidos el porcentaje de agua es casi del 90%. El agua no sólo calma nuestra sed. En el cuerpo humano juega un importante papel en la transferencia de información en las células, mantiene los procesos metabólicos, es un agente de unión para las estructuras celulares  y necesaria para la evacuación de productos de desecho y toxinas. Todas estas capacidades naturales  del agua son alteradas por la tecnología de microondas –con las correspondientes consecuencias  para la salud del hombre y la naturaleza.